punjabi chola

PUNJABI CHOLA – GARBANZOS INDIOS

Como prueban los estantes atiborrados de condimentos, los cajones ya venciéndose por el peso de arroces, pastas y legumbres, y la heladera que parece un vivero, en casa la comida es importante, y suele ser un tema de conversación recurrente.

Claro que no siempre hablamos de lo mismo. Puede que charlemos de nuestros platos preferidos de los últimos meses, inventos que no funcionaron del todo :(, o antojos a satisfacer próximamente, dependiendo del momento. Mi variación preferida del tema es cuál es la comida que nos pone de buen humor. O sea: sea porque estemos cansados, de mal humor, o quizás sólo porque sí, qué plato nos provoca cara de feliz cumpleaños cuando nos lo sirven, y después nos hace volver silbando a casa, chochos de la vida. Calculo que todos tenemos uno, ¿no?

En el caso de mi novio, creo que oscila entre el sushi y las comidas agridulces, y siempre el último bocado es el sagrado, que no debe interrumpirse de ninguna manera. En mi caso, tengo que decir que es indudablemente la comida india, especialmente los platos de lentejas o garbanzos picantitos. Hay algo en la mezcla de especias que, ya sólo de olerla, transforma hasta mis pensamientos más asesinos [?] en sueños de arco iris y conejitos. Ligera exageración, pero se dan la idea.

Este plato de Manjula me genera esa sensación, sobre todo acompañado de pan tradicional indio, como la buena señora indica. Lo malo es que hay que comenzarlo el día anterior por el remojo de garbanzos; lo bueno es que se puede estar todo el día expectante, hasta la cena.

Punjabi chola

[adaptado de Manjula’s Kitchen]

Ingredientes – para 3 personas

  • 1 taza de garbanzos secos
  • 2 saquitos de té
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 2 tomates medianos
  • 1/2 chili verde
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de coriandro en polvo
  • 1/4 cucharadita de pimienta molida
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de polvo amchoor – yo lo reemplazo por una cucharada de jugo de limón
  • Para acompañar: batturas

Preparación

8 o más horas antes: Hervir 5 tazas de agua con los saquitos de té; al hervir, bajar el fuego a medio-bajo, y continuar hirviendo por 2-3 minutos. Retirar del fuego y tirar los saquitos. Remojar los garbanzos en el té por al menos 8 horas.

Una vez remojados, hervir los garbanzos en la misma agua más dos tazas adicionales [y yo le sumo una pizca de sal gruesa], hasta que estén bien tiernos. Colarlos y dejarlos aparte.

En el vaso de una mini pimer, procesar los tomates, chili verde y jengibre. Reservar.

En una sartén mediana, calentar el aceite a fuego medio [para comprobar si está caliente, agregar una semilla de comino; cuando esté listo, la semilla se partirá]. Agregar las semillas de comino hasta que comiencen a crujir, y luego la harina de garbanzo. Revolver y cocinar unos minutos, hasta que la harina esté dorada.

Sumar la pasta de tomate, coriandro y pimienta, y saltear 2-3 minutos, hasta que el aceite se separe de la mezcla, y la pasta de tomate esté reducida hasta casi la mitad. Volcar los garbanzos, amchoor o limón, sal y garam masala a la sartén, y mezclar bien. Al mezclar, aplastar ligeramente los garbanzos con un prensa puré, y corregir la sal o acidez si fuera necesario.

Cocinar a fuego medio hasta que la preparación comience a hervir, y entonces tapar la sartén y bajar un poco el fuego. Dejar cocinar al menos 10 minutos – idealmente casi 30-, revolviendo cada 5 minutos para que nada se queme.

Servir con arroz, batturas, o con ensalada, y con sueños de conejitos y arcoiris 🙂

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

Koftas – albóndigas indias con salsa

Falafel de arvejas

Anuncios

Categorías:Granos, cereales y legumbres

Etiquetado como:, ,

5 respuestas »

  1. Hola. Había leído que el amchoor no debía cocinarse, que se debe de agregar justo al servir; veo que en tu receta sí se cocina.
    En mi último viaje a Madrid me compré cantidad de especias de la India y que son prácticamente inexistentes en Cancún.

    Veré si puedo conseguir la harina de garbanzos para hacer esta receta que se me antoja mucho.

    Gracias.

    • La verdad, nunca vi el polvo de amchoor, pero en las recetas lo encontre siempre cocinado… Con la harina de garbanzo, deberias poder moler garbanzos sin problemas, como hago con la cebada perlada. O usar harinaintegral, que no sera lo mismo pero es poca la cantidad. Saludos, y suerte!

  2. Qué maravilla estos garbanzos! Sabes que nunca he ocupado el amchoor y justo ayer lo vi en una tienda mientras compraba otro aliño llamado arrowroot para un pan que estoy haciendo.

    Que tengas un buen día y gracias por tus ricas recetas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: