GALLETITAS DE QUINOA Y CHOCOLATE

Me gusta hacer cosas dulces con ingredientes atípicos . Un poco porque creo que así serán menos dulces, y otro poco porque no deja de sorprenderme la cantidad de cosas que quedan bien en tortas y galletitas, que jamás hubiera se me hubieran ocurrido [en algún momento, TENGO que compartirles la torta de romero, aceite y chocolate].

Así que, ante la perspectiva de tostar harina de quinoa y de poder usar corta pastas, no lo dudé y me anoté esta receta enseguida. La verdad, es que el agregado de la quinoa tostada le da un toque como a nuez y crocante, y un gustito distinto al resto de las galletitas.

Además, vaya uno a saber por qué, pero lo que indica Heidi en su receta es absolutamente cierto: estas galletitas son mucho más ricas al día siguiente… Así que ésta es otra para los amantes de los experimentos.

NOTA: Si bien la harina de quinoa no es tan común, pueden hacerla tranquilamente moliendo las semillas en un molinillo o procesadora. En este caso yo ya tenía la harina, pero lo he hecho anteriormente con cebada, sin mayores problemas.

Galletitas de quinoa y chocolate

[receta de 101 cookbooks]

Ingredientes – más o menos 20 galletitas chicas

  • 100g de harina de quinoa
  • 1 taza de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200g de manteca [sin sal idealmente] a temperatura ambiente
  • 1 taza azúcar de caña [calculo que podría reemplazarse por azúcar negra]
  • 1/2 taza de chocolate amargo, raspado en tiras con un pelapapas

Preparación

Mezclar las harinas en una sartén, y tostarlas a fuego medio, mezclando constantemente, hasta que estén un poquito doradas y comience a oler a tostado. Mucho cuidado de no quemarlas. Pasarlas a un bol, agregar la sal, y colocar en la heladera 10 minutos, para que se enfríen bien.

Mientras tanto, mezclar la manteca para hacer una crema [a mano o con mini pimer]. Agregar el azúcar, continuar mezclando, y finalmente agregar las harinas y el chocolate. Mezclar hasta unir bien, pero no mucho más.

Juntar toda la mezcla en una bola, achatarla un poco, cubrirla con film y refrigerar 45 minutos, más o menos.

Veinte minutos antes de cocinarlas, calentar el horno a medio, con las placas en la mitad, e ir preparando dos asaderas cubiertas de papel manteca o rociadas con spray vegetal.

Retirar la masa de la heladera, y amasarla con palo sobre una superficie ligeramente enharinada, hasta que quede de 1/2 cm de espesor, más o menos. Cortar con los cortapastas e ir pasándolas a las asaderas, con al menos 3cm de separación entre cada una.

Cocinar 12-14 minutos, hasta que la base esté doradita. Dejar enfriar totalmente antes de servir y, si se animan, dejar todas o algunas en una placa en la cocina hasta el día siguiente, para probar la diferencia.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

Unas galletitas increíblemente sanas

Rolls de canela

Anuncios

Categorías:Granos, cereales y legumbres, Harinas, pastas y horneados

Etiquetado como:

2 respuestas »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: