FALAFEL DE ARVEJAS

Hace un tiempo encontramos cerca de casa un lugarcito que servía comida armenia, casi sólo para llevar. No era la gran cosa: chiquito, medio sucio, con cocineros a quienes jamás -jamás- he visto sonreír, pero la comida era muy rica y el precio, súper razonable. Bien de barrio.

Se nos hizo costumbre pasar por ahí en verano y comprarnos un falafel para mí, un shawarma para él, unas papas fritas de la parrilla de al lado y una bebida en el kiosco del otro lado, e irnos a la plaza a comer. Ahora ese lugar se hizo un poco más popular, con mesitas [¡y cubiertos!] y ya no vamos tanto, pero creo que desde entonces me quedó la asociación del falafel como comida para estar afuera una noche de verano.

Así que estos días, con los días ya más cálidos y los abrigos casi oficialmente en el armario por una temporada, me vino un antojo por hacer esta versión de falafel de arvejas, que es una excelente variante para escapar de los garbanzos de vez en cuando.

Y eso hicimos, acompañados de una ensalada de verdes, una cervecita, y el balcón.

NOTA: Pueden comerlo al plato, como croquetas, o en una tortilla de trigo o pan pita. Altamente recomendable acompañarlos con yoghurt especiado [limón, menta, sumac], tomatitos fileteados y algunos brotes tipo rabanito.

Falafel de arvejas

[adaptada de Food & Wine]

Ingredientes – para 3 personas

  • 1/2 taza de arvejas verdes secas, partidas
  • 1 y 1/2 tazas de arvejas congeladas, descongeladas
  • 1/2 taza de cebolla picada
  • 1 cucharada de harina
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 1 diente de ajo, pelado y cortado
  • 1 cucharadita de coriandro molido
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/4 cucharadita de pimienta cayena
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • acompañamientos [ver nota arriba]

Preparación

Pulverizar las arvejas partidas en un molinillo eléctrico [puede que sea necesario hacerlo en dos tandas], hasta que quede hecho una harina fina. Dejar aparte.

En un bol mediano, procesar un poco las arvejas congeladas con una mini pimer. Agregar todo el resto de los ingredientes [incluyendo la harina de arvejas], menos el aceite de oliva, y procesar nuevamente hasta que quede una pasta homogénea. Corregir la sal si fuera necesario.

Armar los falafel sacando de a cucharaditas la mezcla, y dándoles forma de bolita con los extremos achatados.

Calentar una sartén grande a fuego medio, y agregar 1.5 cucharadas del aceite, que quede bien esparcido. Poner la primera tanda de falafel a cocinar tapados al fuego, unos 3-5 minutos hasta que la base esté bien dorada.

Dar vuelta y cocinar del otro lado sin tapar, cuidando de que queden marroncitos sin quemarse.

Retirar y poner sobre un papel absorbente, repetir con los restantes, y servir con los acompañamientos que quieran.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

Punjabi chola

Enchiladas de batata y porotos

Anuncios

Categorías:Granos, cereales y legumbres

Etiquetado como:,,

2 respuestas »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: