chocolate y manteca de mani

GALLETITAS HÍPER CHOCOLATOSAS DE MANTECA DE MANÍ

Estas galletitas definitivamente no son light. Pero… ¿quién de todos ustedes, sabiendo que tienen un poco de manteca de maní y un chocolate amargo camuflados en la alacena, y conviviendo con un gran entusiasta de ambos ingredientes puede resistirse de hacerlas en una tarde de ocio?

Si es que pueden, pues tendrán algo más divertido que hacer en su tiempo libre un corazón más duro que el mío. Aparte, con tantísimas y tantísimas variedades y “recetas infalibles” de peanut butter cookies que hay en la web, éstas se destacaban. Por lo fácil, la poca cantidad de ingredientes [¡sin harina!], y la textura tan livianita y tierna por dentro.

Así que bueno, en un total acto de total aburrimiento en un domingo magnanimidad y compañerismo, busqué el delantal, prendí el horno, y busqué los ingredientes.

¿El resultado? Muy, pero muy chocolatosas, tan suavecitas que casi se desarmaban si las miraban mal, y calentitas. Así que el real resultado… novio MUY contento.

Galletitas de chocolate y manteca de maní, sin harina

[receta de Love veggies and yoga]

Ingredientes  – para 24 galletitas chicas

  • 3/4 taza de azúcar blanca
  • 1/4 taza de azúcar negra
  • 1/2 taza de cacao amargo en polvo
  • 1 taza de manteca de maní cremosa
  • 1 huevo grande [o, para veganos, una cda de semilla de lino, procesada con 3 de agua y reposada unos minutos]
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 o 3/4 taza de chips de chocolate [o, en mi caso, chocolate amargo cortado en pedacitos]

Preparación

En un bol grande, mezclar todos los ingredientes menos los chips, con una cuchara de madera. Una vez bien mezclados, sumar los chips y  mezclar para unir.

Llevar el bol a la heladera unos 15-20 minutos para galletitas más altas. Mientras, calentar el horno a temperatura media.

Retirar el bol de la heladera, y engrasar una asadera grande con un poco de spray vegetal. Formar bolitas con la masa, de más o menos 2cm de diámetro, e ir colocándolas en la asadera, con al menos 3cm de separación entre ellas.

Cocinar las galletitas entre 10 y 12 minutos, hasta que se vean apenas cocidas [si no les gustan tan tiernitas, dejar un par de minutos más]. Retirarlas del fuego y dejarlas enfriar un poco.

Y, en buena tradición norteamericana, acompañarlas con un vaso de leche :).

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

Galletitas increíblemente sanas

Fideos con maní y sésamo

Anuncios

Categorías:Harinas, pastas y horneados

Etiquetado como:, ,

5 respuestas »

    • Puede convertirse en vegana, no lo aclaré, ahora lo hago, reemplazando el huevo por 1 cucharada de semillas de lino procesadas con 3 de agua, y reposando unos minutos para que espese.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: