REIVINDICANDO LAS PIZZAS VEGETARIANAS

El otro día salí a comer con amigos y amablemente pidieron pizza vegetariana para que yo pudiera comer, que, para este grupo de ávido comedores de alitas de pollo y costillares de tres metros, es un sacrificio comparable a darme su primogénito. Estaba muy agradecida y contenta, hasta que trajeron la comida y me di cuenta que tendríamos que ingerir ese cartón recalentado que el restaurant osaba llamar pizza, y los montoncitos blandos y grises que estimo eran algún tipo de verdura.

Comí todo como mi madre me ha enseñado, como una señorita, pero con cada bocado un maremoto de indignación se agitaba y amenazaba salirse de control: ¿será requisito en algunos lugares ponerle el menor esfuerzo posible a la comida sin carne? ¿creerán que la policía vegetariana los arrestará si intentan condimentar nuestra comida? ¿habrán hecho una competencia de quién puede recocinar las verduras por más tiempo, y estaremos comiendo el plato de los finalistas?

Comida aparte, la cena fue muy entretenida, pero salí jurando jamás volver a ese lugar, y con una misión de borrar esa espantosa pizza de mi memoria para siempre.

Así que al día siguiente revolví mi heladera, hice un bollo de masa casi con furia, agarré un par de quesos fuertes y aquí las tenemos: pizzetas de brócoli y queso de cabra, y otras de peras y queso azul con cebollas caramelizadas. Más allá de la masa [que pueden comprar, no los juzgo, pero recomiendo la casera para masa casi infalible], los toppings se hacen en 15 minutos y dejan muy atrás las pálidas pizzas margarita con la triste hoja de albahaca marchita arriba.

Las estaré repitiendo para la próxima reunión con amigos, pero esta tanda fue liquidada en privado, sin dejar ni las migas en el plato :).

NOTA: Sepan disculpar la falta de fotos, problemitas técnicos con la cámara… Las agregaré la próxima vez que las haga.

Pizzetas vegetarianas

Masa – 4 pizzetas

[receta de Smitten Kitchen]

  • 6 cucharadas de agua tibia
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 3/4 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 tazas de harina

Hacer la masa, mezclando primero en un bol grande el vino, agua, levadura, miel y aceite de oliva, hasta que se disuelva la levadura. Agregar la sal y harina, y mezclar bien hasta que se una la masa. Si hace falta, agregar agua, aunque no me hizo falta ninguna de las veces. Amasar en una superficie apenas enharinada por dos minutos. Pasar a un bol ligeramente aceitado, cubrirlo con papel film o un repasador seco, y dejar reposar una hora mínimo, hasta que duplique el volumen.

Una vez que levó la masa, pasarla a una mesada enharinada, y desinflarla suavemente. Dividir en 4 bollos parejos. Dejar descansar 10 minutos.

Estirar cada bollo con un palo de amasar sobre una superficie enharinada, hasta que quede finita y relativamente redonda o rectangular, como prefieran. Si se les dificulta estirar todo con el palo, hacer parte, pasarla a una placa para horno rociada con spray vegetal, y terminar de estirar con las manos. Cubrir con un repasador y dejar descansar hasta que tengan los toppings. Prendan el horno a medio y preparen el resto de los ingredientes.

Pera y queso azul – 2 pizzetas

  • 1 pera mediana
  • 80-100g de queso azul
  • 1 cebolla mediana, pelada y fileteada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de vinagre de vino
  • sal y pimienta
  • chorrito de limón
  • 1/4 cucharadita de azúcar

En una sartén chica calentar media cucharada de aceite a fuego medio, y agregar las cebollas, pizca de sal y el azúcar. Saltear, revolviendo cada tanto, hasta que se caramelicen [no tanto, dorado claro está bien]. Dejar enfriar un par de minutos y esparcir las cebollas sobre las 2 pizzetas.

Filetear la pera fina pero no que se desarme, y llevar a un bol con el limón, revolviendo con cuidado para que no se oxide ni se rompa. Condimentar con el aceite y vinagre restante, y salpimentar a gusto.

Pisar el queso azul con un tenedor, y espolvorear la mitad sobre las dos pizzetas. Luego poner las fetas de pera, secándolas un poco antes, cubriendo las pizzetas de forma pareja, y terminar espolvoreando el queso restante sobre las peras. Terminar con un poco de pimienta molida.

Meter al horno 15 minutos, más o menos, hasta que la base esté dorada y el queso bien derretido. Si es necesario, dorar con el grill.

Broccolini y queso de cabra – 2 pizzetas

  • 3 dientes de ajo pelados y fileteados
  • 200g de broccolini o brócoli frescos, sin los tallos más gruesos y en ramitos más bien finos [el broccolini es para mí ampliamente superior, pero brocoli fresco puede ir sin problemas]
  • 80g de queso de cabra [yo tenía queso con pimienta]
  • 1 cebolla mediana, pelada y fileteada
  • 1.5 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • 1/4 cucharadita de azúcar
  • queso parmesano para terminar

En una sartén chica calentar media cucharada de aceite a fuego medio, y agregar las cebollas, pizca de sal y el azúcar. Saltear, revolviendo cada tanto, hasta que se caramelicen [no tanto, dorado claro está bien]. Dejar enfriar un par de minutos y esparcir las cebollas sobre las 2 pizzetas.

Limpiar la sartén sólo con un papel para evitar que se queme, y volver a calentar con el aceite restante, a fuego medio-alto. Saltear el brócoli y ajo con sal y pimienta, revolviendo con una pinza hasta que los tallos estén verdes brillantes, cuidando de no quemar el ajo. Yo como el broccolini crocante, y sólo lo cocino hasta que no tenga gusto crudo, y las flores estén ligeramente tostaditas, pero cocinen hasta el punto que les guste, teniendo en cuenta que va a tener un ratito de horno después. Sacar del fuego.

Desmenuzar el queso de cabra y cubrir las pizzetas. Volcar el broccolini con el ajo encima, y espolvorear con un poquito de parmesano.

Meter al horno 15 minutos, más o menos, hasta que la base esté dorada y el queso bien derretido. Si es necesario, dorar con el grill.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

croquetas de remolachaCroquetas de remolacha y queso de cabra

pizza calabazaPizza de calabaza, zucchini y queso de cabra

Anuncios

Categorías:Frutas y frutos secos, Harinas, pastas y horneados, Hortalizas y hojas, Huevos, lacteos y tofu

Etiquetado como:

2 respuestas »

  1. Buenísimo el post y las recetas, a mi también me ha pasado que para acompañar a mis amigos he comido en restaurantes (no especializados en comida vegetariana) donde parece no le ponen mucho empeño al preparar sus platos vegetarianos y eso hace que aprecie mas cocinar en mi casa 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: