PIZZA DE POLENTA Y MORRONES

¿Saben qué hay en Alemania? Pan. Y más pan. Y aún más, hasta que no vean cómo es posible que tantas panaderías subsistan en la misma manzana y todas siempre parezcan ocupadas. El pan es tan rico y variado por estos pagos que ni amagué comprar un sobrecito de levadura desde que llegué, sin imaginar las consecuencias que eso tendría.Para darles un poco de contexto, en mi alacena SIEMPRE hay levadura; es uno de esos básicos que ni me pregunto si tengo porque ¡pfff, por favor! claro que tengo. Cuando estoy aburrida en casa, hacer pan es una de las opciones permanentes de entretenimiento, junto con leer, ver tele y jugar al Mario. Así que se imaginarán mi total y absoluta confusión cuando me dispuse a hacer masa de pizza pero ¡horror! no tenía levadura. Fue un desconcierto casi tan grande como cuando quise salir a comprar pantalones y me di cuenta que no tenía ningún par para ponerme para salir… pero esa historía quedará para otra ocasión.

Contemplé por breves momentos bajar a comprar pero -no sé si les dije- estamos en 5to piso por escalera y la verdad es que me gusta la masa de pizza, pero no sé si tanto, aún teniendo pantalones para ponerme… En ese momento vi la luz y corrí con los brazos abiertos y abracé la polenta.

Así nació esta versión de pizza, que es un poco cruza con polentitas horneadas, y no tiene -vale repetir- nada de levadura, así que la masa se hace en tres patadas. Para ser el primer intento, la verdad es que quedé muy contenta; pude levantar la porción con la mano y todo. En el futuro estimo que la dejaré hornearse en el piso del horno un poco más, para darle un poquito más de crocante. Espero sus variaciones.

MUSICALIZANDO ESTE PLATO: Temas pilas para un pizza colorida, cortesía de Una que Sepamos todos. Preparen los pasitos de baile mientras revuelven la polenta y sigan este link.

Pizza de polenta y morrones

Ingredientes – para una pizza grande, al menos para 4 personas

  • 1 taza de polenta molida
  • 1/2 taza de leche
  • 1 y 1/2 tazas de agua
  • aceite de oliva, al menos media taza
  • chorrito de aceite de sésamo [si no tienen, reemplazar por oliva]
  • 1 taza de queso feta
  • 1/2 taza de pasta de morrones, o de tomates secos o de lo que quieran
  • 3 morrones medianos [si es uno de cada color, queda más lindo]
  • 3 cebollas de verdeo picadas
  • un poquito de queso para rallar
  • aceitunas negras y piñones – opcional
  • sal y pimienta [tenía sal con limón y tomillo, y la usé en partes, pero sal común está bien]

Preparación

DSC_0924Para hacer la polenta, calentar el agua, leche y una pizca de sal [acá puse la sal de hierbas] en una olla mediana a fuego medio hasta que rompa hervor. Espolvorear la polenta y revolver para mezclar bien hasta que se haga una polenta bien firme, entre 8 y 10 minutos.DSC_0928 Retirar del fuego [ojo con las salpicadas].

Probar la condimentación y corregir, y finalmente agregar una cucharadita de aceite de oliva, y mezclar muy bien.

DSC_0929Preparar una asadera grande con papel manteca ligeramente aceitado [o sin papel, como quieran], y esparcir la polenta lo más parejo posible, y les quedará una capa de medio cm o menos. Llevar a la heladera y dejar por 45-50 minutos, para que se enfríe bien.

DSC_0931Mientras tanto, preparar los morrones: filetear o picar los morrones como les guste; a mí me gusta en tiritas finas. Calentar un wok o sartén a fuego medio-alto con una cucharada de oliva y un chorrito de aceite de sésamo. Saltear los morrones con una pizca de salDSC_0936 hasta que comiencen a volverse más tiernos, y luego agregar el verdeo y seguir salteando hasta que el morrón comience a dorarse. Retirar del fuego.

Calentar el horno a fuego medio.

DSC_0938Cuando se hayan cumplido los 45 minutos retirar la masa de pizza de la heladera y llevar al horno por 20 minutos sin nada encima, para seguir secándola.

Sacar del horno y comenzar a armarla: esparcir la pasta de morrón o tomates secos que tengan, dejando un reborde libre. Desarmar el feta y espolvorear sobre la masa de forma uniforme, y cubrir con los morrones y verdeo salteados. Rallar un cubito de queso encima y agregar las aceitunas y piñones, si los usan.

DSC_0939Llevar al horno, primero en el piso del horno unos 5-7 minutos para secar bien por abajo, y luego pasando al medio. En total, DSC_0947hornear más o menos 20 minutos, cuando la pizza esté dorada por encima y el queso bien derretido.

Para servir, dejar reposar un par de minutos. Pueden comer con la mano o con el tenedor, si quieren poner contentos a sus padres.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

DSC_1560Reivindicando pizzetas vegetarianas

 

 

 

polentitas con choclo y espinacaPolentitas con choclo y espinaca

Anuncios

Categorías:Harinas, pastas y horneados, Hortalizas y hojas, Huevos, lacteos y tofu

Etiquetado como:,,

2 respuestas »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: