TARTA TATIN DE REMOLACHAS

Cerramos la semana con un recetón, uno de mis mejores descubrimientos culinarios de los últimos tiempos: la tarta tatin de remolachas. Divertido de decir, ¿no? Tarta tatin, tarta tatin, tarta tatin…

Resulta que el otro día lancé un grito desesperado al éter porque ya no sabía cómo más se podrían cortar, saltear y hornear remolachas y zapallitos y que sonara novedoso. El universo Facebook respondió a mi llamado con excelentes sugerencias que eventualmente hice todas, pero aún me quedaban unas remolachas agazapadas en el cajón, muertas de risa.

Dicen que la necesidad es madre de la invención, y nunca más cierto que en este caso. Se me ocurrió googlear tarta de remolachas, que nunca había visto antes, pero asumía que con eso liquidaría el stock remanente, y lo que empezó a aparecer es una elegantísima tarta con las remolachas doraditas a la mitad y hecha dada vuelta, y nada de la masa violeta informe que me imaginaba.

Si bien me inspiré en varias, hice mi propia versión y el resultado excedió tanto mis expectativas [incluyendo liquidar las remolachas], que tuve que correr a escribirle a mi hermana para comunicarle que mi cabeza había sido volada. Acto seguido, sí señores, compré más remolachas para repetirla la siguiente semana. Imagínense.

MUSICALIZANDO ESTE PLATO: Ya sé, ya sé, es San Valentín. Para la ocasión Una que Sepamos todos nos trae unos grandes covers lentos que podemos poner de fondo mientras cenamos esta tarta, siguiendo este link.

Tarta tatin de remolachas

Masa – para 1 tapa

  • 125g de harina común
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 125g de manteca fría, cortada en cubos
  • 75g de agua fría

mezcla masa tatinEn una procesadora volcar todos los ingredientes menos el agua, y procesar hasta que la manteca quede como granulada, tipo arena gruesa. Incorporar el agua fría en dos veces y procesar hasta que esté incorporada, sin mezclar demasiado.

Armar un bollo con la masa [no se preocupen si no está todo súper mezclado], envolver en papel film y llevar a la heladera al menos media hora, idealmente 5 minutos antes de tener que usarla.

amasando tatinUna vez que tengan que usarla, espolvorear una mesada con harina, desenvolver la masa y espolvorear harina en el bollo y un palo de amasar. Estirar lo más redonda que puedan del tamaño de la asadera que usen para la tarta, y que les quede al menos de medio cm de alto. Refrigerar cubierta en film si no van a hornearla enseguida.

Tarta – 1 tarta mediana

  • 7-8 remolachas medianas, peladas y sin las puntas, y cortadas a la mitad [la cantidad variará según necesiten para cubrir la asadera]
  • 1 cucharada de manteca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de aceto balsámico
  • 1 y 1/2 cucharaditas de azúcar rubia
  • 4 tallos de verdeo, picados fino
  • 1 puñado de albahaca fresca, picada
  • sal y pimienta

Calentar el horno a medio y preparar una asadera mediana [la masa y la asadera deberían ser del mismo tamaño].

En una sartén grande calentarremolacha tatin la manteca, una cucharada del aceite, una cucharada del balsámico, pizca de sal, pimienta y el azúcar y unir bien. Volcar las remolachas en mitad y saltear para cubrir bien con la mezcla, un par de minutos.

Volcar las remolachas y salsa sobre la asadera, esparciendo para que las remolachas estén humedecidas y no se encimen. La parte cortada debería estar para abajo. Cubrir con papel aluminio y hornear hasta que las remolachas estén tiernas, más o menos 30 minutos [puede variar según el tamaño].

asando remolachasUna vez que las remolachas estén tiernas y a punto, retirar del horno sin apagarlo y quitar el aluminio. Va a haber bastante líquido en la asadera, pero no se preocupen. Darlas vuelta y acomodarlas para que estén repartidas en la asadera. Espolvorear la mitad del verdeo sobre las remolachas, que no se caiga.

Ahora cubriendo tarta tatintendrán que cubrir las remolachas con la masa previamente estirada, y háganlo doblando las puntas para abajo, para armar una especie de molde con la masa para contenerlas. No se preocupen si la masa toca la asadera y el jugo; va a ser la mejor parte.

Volver al horno y cocinar hasta que la masa esté dorada, más o menos 25 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar unos minutos antes de intentar dar vuelta.

Mientras tanto, mezclar en un bol chico la albahaca, verdeo, aceite, aceto restantes, con una pizca de sal y pimienta. Cuando den vuelta la tarta rociar con la vinagreta justo antes de servir.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

pastel acelga3Pastelitos de acelga en masa filo

 

 

tarta coliflorTarteletas de crema de coliflor y queso azul

Anuncios

Categorías:Harinas, pastas y horneados, Hortalizas y hojas

Etiquetado como:,,

2 respuestas »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: