DSC_0586

“ZAPALLITOS” RELLENOS DE GUISO DE LENTEJAS

El otro día encontré unos zapallos chiquitos del tamaño de tazones franceses de café con leche, que perfectamente podrían haber hecho muy bonitas linternas halloweenescas decorando simpáticos jardines. Pero el destino les deparó algo muy distinto pero no menos apreciado: ser vehículo conductor para un mega guiso de lentejas para dos vegetarianos famélicos. Lo que es estar en el lugar incorrecto a la hora incorrecta…

En este guiso de lentejas me propuse realzar el sabor al máximo para que contrastara bien con el zapallo, y entonces salió muy distinto al guisos de cabecera. Para lograr un gusto más profundo y “umami” recurrí a condimentos no tan tradicionales como miso y marmite [extracto de levadura], sin saber cómo iba a terminar todo esto.

Los resultados hablaron por sí solos: una vez que liquidamos sendos zapallitos tuvimos que aferrarnos a la mesa con las dos manos y mirarnos fijo mientras nos traqueteaban las rodillas, para no salir corriendo como desesperados a repetir el guiso. Tomó mucha fuerza de voluntad, no se los voy a negar, pero al día siguiente nos sentimos recompensados por nuestros heroicos esfuerzos, cuando el guiso, como todo guiso, estaba aún más rico.

NOTA: El miso es fácil de encontrar en dietéticas y Barrio Chino, y cualquier tipo funcionaría bien. Marmite, gran y extrañísimo producto es un poco más difícil porque no sé si se vende en Argentina, pero dado que pareciera ser una buena fuente vegana de B12 y un gran compañero de cocina, vale la pena el esfuerzo para los que tengan la posibilidad de comprarla afuera o que alguien se la traiga.

NOTA 2: La receta rinde para 4, pero verán en las fotos que hice 2.

MUSICALIZANDO ESTE PLATO: Para que no olvidemos que las manos pueden hacer magia como este plato, Una que Sepamos todos nos trae versiones adultas de “qué linda manito”, siguiendo este link.

Zapallos rellenos de guiso de lentejas

Ingredientes – para 4 zapallos chicos

  • 4 zapallos chiquitos, que puedan agarrar uniendo las dos manos [como un tazón grande]
  • 2 dientes de ajo, pelados y aplastados
  • 2 tazas de zapallitos cortados en cubos o tiras
  • 1.5 tazas de morrones [yo usé chiquitos], des-semillados, sin las puntas y cortados chicos
  • 1.5 tazas de zanahorias cortadas en rodajas finas
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 puerros, en rodajitas finas
  • 2 hojas de laurel chicas
  • 1 brócoli mediano, sin tallos grandes y cortado en flores chicas
  • 1 penca de apio, picada
  • 150g de lentejas secas remojadas 8hs min previamente
  • 4-5 tazas de caldo de verdura suave
  • 1 cucharada de miso
  • 1 cucharadita de Marmite o vegemite – opcional
  • 3/4 tazas de vino blanco
  • sal y pimienta a gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva

DSC_0564Hervir las lentejas en abundante agua con una pizca de sal hasta que estén tiernas sin que se desarmen, más o menos 30 minutos. Colar y dejar aparte.

Mientras tantoDSC_0561, calentar el horno a medio bajo y hornear los zapallos enteros y sin pelar, más o menos 30-35 minutos, hasta que comiencen a ablandarse. Sacar del horno dejándolo prendido a mínimo, y dejar enfriar los zapallos aparte, mientras hacen el guiso.

DSC_0566En una olla mediana o wok calentar a fuego medio el aceite y saltear los morrones, puerro, ajo, cebolla y apio, y saltear hasta que comiencen a estar translúcidos. Agregar el vino y revolver bien, dejando que se evapore el alcohol 4-5 minutos. DSC_0571Agregar las zanahorias, brócoli y zapallitos y saltear bien 2-3 minutos más, hasta que comiencen a ablandarse, y luego agregar las lentejas, revolviendo bien.

DSC_0559Dejar cocinar un minuto y agregar 4 tazas de agua, el miso, marmite y un poco de sal y pimienta [teniendo en cuenta que tanto el miso como marmite son muy salados]. Dejar cocinar todo a fuego bajo al menos 30 minutosDSC_0573, chequeando que no se evapore toda el agua y revolviendo cada tanto para que no se pegue el fondo. Van a notar que al principio los sabores van a estar muy contrastantes, y con el tiempo van a ir uniéndose en algo muy sabroso y homogéneo.

DSC_0575Cuando el guiso ya casi esté, vacíen los zapallos, cortando primero la tapa con cuidado, para poder volver a ponerla para la cocción, y sacando con una cuchara las semillas y parte más naranja y fibrosa; fíjense que tampoco quede fibra en la parte de adentro de la tapa. No se preocupen si no están súper cocidos los zapallos; se terminarán de hacer con el guiso. Filetear la parte de abajo, casi sólo la cáscara, para darles una base firme.

Colocar los zapallos en una asadera y rellenar con el guiso, hasta arriba. Tapar con las partes de arriba, pero cuidando que quede al menos una partecita descubierta para ventilar. Llevar a horno medio por al menos media hora, hasta los zapallos estén bien tiernos; no se preocupen si se queman un poquito por afuera, dado que lo que importa es el interior.

Retirar del horno y dejar enfriar unos minutos antes de servir.

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

chili SK2Chili de porotos

punjabi cholaPunjabi chola – garbanzos indios

Anuncios

Categorías:Granos, cereales y legumbres, Hortalizas y hojas

Etiquetado como:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: