Malfatti de ricotta y espinaca

MALFATTI DE RICOTTA Y ESPINACA, Y COCINERA INVITADA

Para arrancar la semana y completar el trío de hermanitos, hoy nos visita mi hermana Paula, quien realmente debería dar cursos enseñando a cerrar paquetes de galletitas y quesos frescos para que duren cien años; sé que yo me anotaría. Nos comparte su versión de los malfatti, plato bandera e imbatible en la familia, y que por tanto se nos caerían todos los anillos antes que pedirlos en un restaurant. No se los pierdan.

¡Buenas! Es un gusto participar del blog. Debo advertirles sin embargo, que soy la oveja negra de los hermanos en el sentido de que, a pesar de que me encanta comer bien y rico, no soy súper cocinera. De hecho, desde que vivo sola tengo cada vez menos pretensiones a la hora de cenar: soy capaz de tomar una sopa instantánea e irme a dormir antes de que ataque el hambre de nuevo (¡vergonzoso!). Además no acostumbro planificar el menú, por eso siempre trato de resolver las comidas con lo que haya en casa, y en menos de media hora preferentemente. Pero cada tanto me gusta romper esa tradición y dedicarme a cocinar con un poco de música, o en este caso, con el partido de Argentina de fondo, porque si admitiera que no lo vi, la condena social sería terrible.

Antes que nada tengo que pedirles que juren silencio, ya que prometí que no iba a divulgar esta receta… Agarren un libro de cocina, apoyen la mano izquierda y levanten la derecha, ¿lo juran?

Perfecto, sigamos entonces…

La receta que les voy a compartir es una de ésas que nos reservamos para hacerle a gente que realmente apreciamos porque no es complicada, pero sí toma tiempo y dedicación, ya que hay que hacer los malfatti uno por uno. Pero después, cuando los estén comiendo y se les dibuje sonrisa en la cara, van a saber que cada una de esas bolitas valió la pena el esfuerzo.

Ingredientes

Con las cantidades que les paso, alcanza para 4 porciones justas.

  • 3 atados de espinaca fresca
  • 500 g de ricotta (puede ser un poco menos)
  • 100 g de queso (rico, ¿eh? Nada del deshidratado o eso)
  • 2 huevos semibatidos
  • harina cantidad necesaria – ¡lo mínimo e indispensable!
  • sal, pimienta, nuez moscada

Preparación

Cociendo espinaca malfattiLimpiar bien la espinaca, sacarle los tallos y hacerla al vapor sin dejarla demasiado tiempo, lo necesario para que las hojas queden bien tiernas. Déjenlas escurriendo en un colador para sacarle todo el exceso de agua (aprieten un poco, para seguir escurriendo).

Picando espinaca malfattiCuando se enfríe, picar (no muy chico) y colocar en un bol. Agregar la ricotta, el queso rallado, los huevos batidos y condimentar bien con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Mezclar todo.

Masa malfattiDejar enfriar un rato en heladera y finalmente agregar lo mínimo e indispensable de harina. Ojo con esto! La idea de agregar la harina no es lograr una masa que se pueda estirar como la de los ñoquis, sino que es para integrar bien todo y nada más, así que no se zarpen.

Acá empieza la labor de amor… Tenemos que hacer las bolitas una por una ¿Cómo? Hay varias maneras, a mí me divierte eso de enchastrarse un poco las manos, con lo cual lo que hice fue ponerme harina en la punta de los dedos, agarré más o menos una cucharada de la masa (pueden ser tamaño papa noisette o tamaño albóndiga chica, como quieran), harina en la otra mano y lo fui pasando de una a otra mano para darle una forma más o menos pareja. No tienen que quedar perfectos, si no serían “bienfatti” y no tendría gracia.

Formando malfattiUn detalle que cuando los hice me pareció copado es que hay que hervirlos en caldo, así que pongan una olla a hervir y cuando esté los van tirando con cuidado, separados ya que son bastante delicados y a medida que salen a la superficie los van sacando y los separan.

Si bien se les puede poner crema o una salsa filetto bien sencilla, yo los hago generalmente con manteca dorada ¡y quedan mortales! Simplemente derriten un poco de manteca en una sartén hasta que esté dorada y a medida que sacan los malfatti los tiran adentro, sartenean un poco y para servir un poco de pimienta, queso rallado, y buenas noches, mucho gusto.

Anuncios

Categorías:Harinas, pastas y horneados, Hortalizas y hojas, Huevos, lacteos y tofu

Etiquetado como:, , ,

6 respuestas »

  1. Se ven súper! Los intentaré, ya había probado otra receta de malfattis y no me resultó. Además necesito nuevas recetas vegetarianas que no incluyan horno!
    Seguiré espiando tu blog!

    • Gracias, Melba! Recetas vegetarianas, tengo a patadas :).
      Con los malfatti, realmente son muy sencillos, pero lo que es un poco más tedioso es darles forma. Si los hacés tamaño croqueta, como los hice yo, no es tan terrible, pero en mi familia los hacen mucho más chiquitos.
      Contame cómo salen y saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: