papas fritas hechas

POR BUENA COMIDA CHATARRA: PAPAS FRITAS BIEN HECHAS [Y UN TIP CON GLAMOUR]

Mi niñez fue privilegiada por grandiosos, humeantes y dorados platos de papas fritas que eran atacados en segundos por grandes y chicos por igual, y que nunca, nunca eran suficientes. Hoy, sin embargo, los bares y restaurantes pretenden arreglarnos con bastoncitos paliduchos hechos en minutos y de dudoso contenido, y pareciera que estamos dispuestos a callarnos resignadamente y aceptarlos. Me niego. Este post es mi pequeña y sentida defensa de las humildes papas fritas, y mi granito de arena para que recuperen su gloria de antaño.

Antes de que comiencen a protestar por las grasas y demases, los refiero al sabio Michael Pollan, quien, entre sus reglas de comida, nos indica que comamos toda la comida chatarra que querramos, siempre y cuando la hagamos nosotros ¿Por qué? Porque es más sano, y porque si lo cocinamos [y, por ende, luego tenemos que lavar los platos] comeríamos menos frecuentemente este tipo de cosas. Pero, también y no menos importante, porque es quinientas, infinitas veces más rico.

Así que esta vez les comparto el proceso para -en mi humilde opinión- hacer las mejores papas fritas del mundo. Doradas y crocantes por fuera, y tiernas por dentro. Rebosantes de gusto a papa y con un toque de pimienta. Les advierto que, como todas las minutas bien hechas, toman un poco de tiempo de preparación, pero que los resultados les harán olvidar cualquier imitación barata que hayan probado. Les paso, además, al final un tip para papas extra-especiales, con muchísimo glamour.

Papas fritas como corresponde

Ingredientes – cantidades variables, según cuantas papas usen

  • Papas blancas [preferentemente jóvenes] con cáscara, cantidad que quieran – recomiendo al menos 4 papas grandes, para una porción tamaño restaurant
  • Aceite de girasol de buena calidad, al menos medio litro [no reutilizado]
  • Sal marina fina
  • Pimienta fresca

Preparación

secando papas fritasSi van a dejar la cáscara, que realmente les recomiendo, laven bien las papas, cepillando la cáscara; si no, pelen las papas. Córtenlas en bastones parejos, del largo de la papa, y al menos un centímetro de grosor. Si prefieren papas fritas más finitas, córtenlas de medio centímetro, y ajusten los tiempos de cocción de abajo.

remojando papas fritasVolcarlas en un bol y cubrir bien con agua fresca. Dejar reposar al menos una hora, idealmente dos. Lo que esto va a hacer, es quitar mucho del almidón de la papa, y hacer que puedan volverse más crocantes durante la cocción.

marcando papas fritasColar y secar bien las papas con un repasador limpio, hasta que no se vean mojadas. Mientras tanto, calentar una sartén grande y profunda con al menos dos dedos de aceite de girasol, a fuego alto, para la primer fritura [“marcar” las papas]. Probar el aceite sumergiendo una papa: si burbujea alrededor de la papa, está caliente.

Volcar todas las papas en el aceite, desparramándolas rápidamente para que estén cubiertas de aceite. papas fritas marcadasSi tienen gran cantidad de papas, cocinar en tandas, asegurándose que en cada tanda haya lugar y aceite para cubrir todas las papas. Freír sin tocarlas, revolverlas ni nada [se ablandan mucho, y si las revuelven se van a romper], a fuego medio-alto por 5-6 minutos, hasta que comiencen a verse firmes y muy ligeramente doradas [como en la foto]. Apagar el aceite, retirarlas con una espumadera a un colador, y sacudir el exceso de aceite. Dejar que se enfríen, al menos 10 minutos. Este paso hace que se vaya el agua restante, y se forme una capa por fuera de la papa.

Calentar nuevamente el mismo aceite a fuego fuerte. Volver a volcar las papas en el aceite bien caliente, y freír a fuego fuerte hasta que estén doradas alrededor, más o menos otros 5-6 minutos, dependiendo de la cantidad [dar al menos 2 minutos de fritura antes de darlas vuelta, moverlas, etc]. Como antes, si son muchas papas, dividir en tandas. Apagar el fuego y retirar las papas con una espumadera a un colador cubierto con papel absorbente [sin son muchas, intercalar papel absorbente en capas de papas]. Dejar secar un minuto, retirar el papel y espolvorear con sal marina fina y pimienta fresca, y sacudir el colador para repartir el condimento.

Comer inmediatamente, y dejarse transportar a un mundo mejor.

TIP SOFISTICADO: Si alguno de ustedes tiene un poco de aceite de trufas [blancas o negras], rociar algunas gotitas [pocas!] sobre las papas junto con la sal y la pimienta. Las eleva a otro plano por completo, digno de un restaurant gourmet francés.

 

 

 

 

 

Anuncios

Categorías:Hortalizas y hojas

Etiquetado como:, , ,

7 respuestas »

  1. Una genialidad! Justo hablaba de esto mismo con amigos el otro dia, mientras le robaba papas del plato a mi hija en un restaurante… Un adulto sano y responsable JAMAS come papas fritas!! Jaja, ahora si puedo!

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Michael Pollan y contigo!!!! Las patatas fritas de los restaurantes son de lo peor, en cuanto a calidad y también para nuestra salud. Yo hago lo mismo que tu, las preparo en casa con patatas locales, y se nota taaaanto la diferencia!! Que buenas están!! Eso si, sólo una vez al mes, que no hay que abusar de los fritos… Besitos guapa

    • Gracias, Ester! Sí, en casa no aparecen creo que ni una vez al mes, pero cuando aparecen, valen la pena :). Y Michael Pollan es realmente un genio, te recomiendo que leas uno de sus libros si no lo hiciste! Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: