DSC_0711

CLÁSICOS QUE MERECEN SERLO: SPAGHETTI AGLIO E OLIO Y ENSALADA PANZANELLA

Es domingo y necesitamos hablar de pastas.

Las modas culinarias van y vienen, con nuevas técnicas, combinaciones innovadoras e ingredientes de moda. Y en casa no somos para nada inmunes a estas olas, como prueban los paquetes de sal de Maldon, tamarindo y azúcar de palma en la alacena; nos divierte probar y aprender de distintos lugares. Pero cuando llego cansada, o es un día feo, o quiero “comida de verdad” siempre voy a terminar acurrucada en mi sillón, en patas y frente a un plato de pasta con aceite de oliva. Es un mínimo esfuerzo con máxima satisfacción garantizada todas las veces, y, la verdad es que no se le puede pedir más a una comida.

Por eso es que los spaghetti al ajo y oliva [aglio e olio] son un clásico que nunca va a morir: pasta seca, buen oliva, ajo doradito y un poco de queso; no necesitamos nada más ni nada menos para preparar un plato aromático y rebosante de sabor que nos va a transportar a nuestro “lugar feliz”.

Así que hoy les comparto una versión de este venerable plato de pasta, para continuar su legado, y -de yapa- una ensalada panzanella súper sencilla que eleva unos simples croutones [y sirve para usar pan viejo] y completa “la onda italiana” del post de hoy.

NOTA: En recetas tan sencillas, la calidad de los ingredientes es clave y hace toda la diferencia. Si tienen buen oliva y buen queso que estaban reservando, éste es el momento de usarlos.

Spaghetti aglio e olio

[receta con tips de mi hermano, quien ya es mi línea de ayuda por whatsapp]

Ingredientes – para 4 porciones

  • 500g de spaghetti secos
  • 1/2 taza de buen aceite de oliva
  • 5 dientes de ajo medianos, pelados
  • un atado de perejil fresco, sin tallos
  • sal gruesa
  • pimienta
  • ají molido a gusto – opcional
  • queso de rallar para servir

DSC_0669Poner a hervir una olla grande llena 3/4 de agua, y salar bien con sal gruesa para que quede casi como agua marina.

Mientras tanto, filetear finos [o picar] los dientes de ajo para que queden parejos. Calentar una sartén grandeDSC_0671 con el aceite de oliva, y saltear los ajos solo unos minutos, hasta que estén tiernos y sin que se doren. Retirar del fuego. DSC_0692Picar un poco el perejil, sin que esté parejo o bien chiquito; debería quedar rústico. Dejar aparte.

Cuando el agua esté hirviendo, cocinar la pasta como indica el paquete, y, durante la cocción, sacar media taza del agua con almidón para usar después [tengan en cuenta que el agua está bien salada, así que no van a necesitar agregar más sal al plato]. Cuelen la pasta cuando esté bien al dente. Cortar la cocción con un chorro de agua fría y dejar aparte.

DSC_0698Volver a calentar el oliva con el ajo a fuego medio-alto y cocinar hasta que comience a dorarseDSC_0701, y enseguida agregar los fideos y el agua con almidón que reservaron [el agua va a ayudar a emulsionar el aceite]. Revolver con una pinza para integrar, asegurándose de que los ajos no queden al fondo para que no se quemen. Cocinar un par de minutos más, revolviendo, hasta que la pasta esté en el punto que lo quieren, y retirar del fuego. Agregar el perejil y el ají molido, si lo usan, y revolver para integrar bien.

Servir inmediatamente con un poco de queso rallado, y sonreír todo el día.

Panzanella

DSC_0686Ingredientes – para una ensalada grande

  • 3 tazas de pan viejo con corteza, cortado en daditos [tradicionalmente es pan blanco, pero yo tenía pan integral]
  • 1/2 kg de los tomates que quieran [usé tomatitos cherry de distintos tipos]
  • 1 cebolla morada o común, pelada
  • puñado grande de albahaca fresca
  • aceite de oliva y aceto balsámico
  • sal y pimienta

DSC_0674Calentar al horno a fuego medio-alto. Llevar los cubitos de pan a una asadera, espolvorear con un poquito de sal y pimienta y rociar con un par de cucharadas de oliva. Mezclar bien con las manos, y llevar al horno. Tostar los croutones más o menos 20 minutos, hasta que estén crocantes por fuera pero no completamente duros, y retirar cada tanto para revolver un poco y asegurar que se cocinen de manera más uniforme.

Mientras tantoDSC_0678, cortar los tomates en cubitos [o en mitades si son cherry], filetear la albahaca y la cebolla, y llevar a un bol o fuente grande.

Cuando los croutones estén listos, retirar del horno y dejar enfriar un ratito, a temperatura ambiente o apenas tibios, antes de integrar con la ensalada. Condimentar a gusto con oliva, aceto, sal y pimienta. Recomiendo hacerlo unos 5-10 minutos antes de servir, para que los croutones absorban el aderezo.

Anuncios

Categorías:cereales y legumbres, Granos, Harinas, Hortalizas y hojas, lacteos y tofu, pastas y horneados

Etiquetado como:, , , ,

2 respuestas »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: