tortillas mexicanas

TORTILLAS CASERAS O UN CAMINO SIN RETORNO

Y ésta es la historia de cómo una vez más, por excesiva curiosidad de probar hacer cosas que pueden conseguirse perfectamente decentes fuera de casa, me encuentro ahora tachando de la lista de compras del súper fajitas, tacos y toda masa a base de harina de maíz. Para siempre.

Maldita sea.

Compré un paquete de masa harina pensando en hacer tamales, como excusa para comprar la vaporiera de bambú, sin pensar en hacer tortillas. Cada vez que esa idea se me cruzaba por la cabeza, me recordaba que se necesita una prensa, que es difícil lograr el grosor necesario para que no fuera un masacote, etc, etc, etc. Pero el otro día, mientras leía las noticias del día, me encontré tipeando en Google “hacer tortillas mexicanas sin prensa” y apretando enter sin pensarlo dos veces, para descubrir -obviamente- una enorme lista de sitios con recomendaciones, técnicas y demás, que cualquiera con un paquete de harina podría hacer.

Para qué extenderme más: las hice. Eran fáciles, y tiernas y absolutamente superiores a cualquier otra masa comprada. Y mientras mordíamos el exterior crocante, interior tierno y lleno de sabor a maíz, sabía en mi interior que no iba a poder engañar a mi estómago con sustitutos de ahora en más, y que estaba condenada a hacer tortillas en casa hasta el fin de mis días.

Así que querido caldo casero, masa de tarta casera mayonesa casera, pan blanco casero y pesto casero: dénle la bienvenida a sus nuevas amiguitas. Maldita sea.

NOTA: Acá propongo un relleno, pero realmente, háganlas como mejor les gusten. A su propio riesgo 🙂

Tortillas mexicanas caseras

Ingredientes – para 12 tortillas, dependiendo del tamaño

Masa

  • 1 y 3/4 tazas de masa harina [harina fina de maíz]
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza y dos cucharadas de agua caliente
  • un par de cucharadas de aceite neutro, para freír

Relleno

  • 1 zucchini grande, cortado en rodajas finas
  • 1 puñado grande de hongos [usé shiitake], fileteados
  • 2 choclos medianos, desgranados
  • queso de cabra
  • salsa verde mexicana
  • 2 paltas grandes, maduras
  • 1 limón
  • sal, pimienta
  • tabasco
  • aceite de oliva, para saltear

Para la masa: mezclar en un bol mediano el agua, la sal y la harina, con cuchara de madera, hasta que esté bien incorporado. Debería ser una masa  bien firme que no esté para nada pegajosa. Tapar con papel film y dejar enfriar, más o menos media hora.

Una vez fríabollitos masa harina, fíjense si al tratar de cortarla está demasiado firme y se desgrana. Si es así [a mí siempre me pasa], agregar un par de cucharadas de agua, de a una, e incorporarlas bien a la masa. Debería ser un poco como plastilina, no pegajosa para nada pero homogénea. Dividir en 4 partes iguales, y cada una de esas partes, en tres.

Hacer un bollito con cada pedazo, fijándose que tengan más o menos el mismo tamaño, y cubrirlos con papel film para que no se sequen.

Mientras tanto poner en la mesada un pedazo de papel manteca, y cortar otro del mismo tamaño.

Ir calentando una sartén a fuego medio con un chorrito del aceite neutro, mientras empiezan a amasar. Yo las cocino a medida que les doy forma, así no se secan.

Poner uno de los bollitos sobre el papel manteca de la mesada, y cubrir con el otro. Comenzar a amasar [con palo, botella, o lo que tengan], girando la masa para que quede redonda, o más o menos, y tratando que no queden bordes muy desprolijos [tratando, pero realmente no me preocupa]. En cuanto a grosor, intento que sea de un par de milímetros, o sea fina pero que pueda levantarse sin quebrarse, dado que no se pega al papel.

Pasar a la sartén y cocinar no más de minuto y medio por lado, cuando comienzan a tener partes doraditas, y pasar a un plato. Trabajar así con todas las tortillas. Antes de rellenarlas, dejarlas descansar un par de minutos, para que se ablanden y se puedan doblar al comer.

Para el relleno: en una sartén [puede ser la misma que usaron para las tortillas], rociar un chorrito de aceite de oliva a fuego medio. Agregar los hongos con una pizca de sal, saltear 30 segundos y sumar el zucchini y choclo. Saltear, revolviendo, hasta que el zucchini esté tierno, y corregir sazón con sal y pimienta a gusto. Retirar del fuego.

En un bol aparte, pisar la palta con unas gotitas de tabasco, pizca de sal y el jugo del limón.

Armar las tortillas con una ligera capa de salsa verde, queso de cabra arriba, luego una cucharada de los vegetales y terminar con la palta. Disfrutar, y odiarse después por lo que acaban de hacer. 🙂

Si te gustó esta receta, pueden interesarte:

quesadillas2Quesadillas de Ciudad de México

chili SK1Chili de porotos

Anuncios

Categorías:Harinas, pastas y horneados, Hortalizas y hojas

Etiquetado como:,

8 respuestas »

  1. Re descolgueti mi comentario, husmeando tu blog! pero te quiero contar nuestra receta, yo las hago con harina blanca o integral, unos 500 grs, dos a tres cucharadas gordas de polenta, agua para unir y un chorrito de aceite y sal…hago la masa a mano o en la amasadora, queda super linda, elástica, en ambos casos…a veces le ponemos pimentón o algo así, para variar…dividimos en bollitos, estiramos en mesada enharinada y con palote enharinado hasta el tamaño deseado, ni muy finitas, ni muy gruesas, dos mm esta bien…las apilamos enharinadas y cuando hicimos todas, calentamos una sarten o plancha o wok SIN NADA y las cocinamos ahi, se van a secar, se les hacen puntitos y cuando la das vuelta se va a inflar, las vas sacando y apoyando en un plato o fuente y cubris con un lienzo limpio para que mantengan la humedad…haces otro, lo pones encima y siempre tapás…se pueden freezar, se pueden rellenar con lo que sea, y son magras…sirven para cortar en triangulitos y poner en asadera aceitada al horno, para hacer nachos crocantes, deliciosos, nosotros las comemos tipo taco o burrito, si las querés más crocantes las ponés en el horno colgando de la rejilla, te quedan con la formita doblada y crocantes…a veces las rellenamos con quesos y al horno, quedan deliciosas…Si querés te mando foto de las que hice hoy! Besos! Mara

    • No se quiebran si no las cocinás más que lo que indiqué, y las dejás descansar unos minutos, o sea mientras hacés las otras. Pudimos doblarlas sin problemas, por suerte. Ahí lo agrego a las recetas, gracias por señalarlo!
      Creo que para tacos [nunca hice], tienen que ser más finas e ir fritas con algo sosteniendo la forma, o friendo de a mitad, doblando una parte mientras se fíe la otra. Así, al menos, vi en la tele… Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: